TINTO GARNACHA 2019

En los atardeceres de otoño, cuando el sol se oculta tras el majestuoso Moncayo, en las tierras del Monasterio de Veruela tiene lugar un momento mágico. Los viñedos de altura de nuestra finca, que rodean la ermita de La Aparecida se tiñen de naranja, y son sobrevolados por la Becada, un ave misteriosa que nos anuncia el comienzo de la selección y recolección a mano de la garnacha. Uva con la que elaboramos este gran vino tinto de aromas frutales y notas de frutos rojos, fácil de beber y, más aún, de disfrutar.

La finca cuenta con 30 hectáreas de viñedo de unos 25 años de garnacha con orientación noreste entre 750 y 800 mts. Suelos arcillo ferrosos con muy buen drenaje beneficiados de la inclinación del viñedo en su zona más alta. Viñedo trabajado de manera orgánica evitando el uso de sistémicos, con cubiertas vegetales para controlar el vigor y aclareos para gestionar la carga por cepa. Vendimia manual y selección tanto en viña como en bodega.

Es un ave misteriosa que cruza Europa para establecerse en nuestros bosques, para sobrevolar el Monasterio de Veruela y picotear la uva garnacha que cultivamos en los viñedos de altura que rodean la ermita de La Aparecida…

SABER MÁS